El Poder Libertador del Perdón

 

 

Si tú quieres mover tu vida hacia adelante una de las cosas más importantes y más difíciles con las que necesitas trabajar es con el perdón.

El perdón es una fuerza liberadora que nos permite soltar y despegarnos del dolor, del resentimiento, de la rabia y del rencor. Todos estos sentimientos nos mantienen atrapados en el pasado, como las anclas que usan los barcos, no importa cuán fuerte se mueva el agua, el barco sigue en el mismo lugar.

Así de importante es perdonar, pedir perdón y recibir perdón. Nos permite soltar cargas que no nos dejan alzar el vuelo.

Yo he sentido en carne propia el proceso transformacional de haberme liberado del rencor perdonando perdón y también pidiendo perdón. Una vez hacemos esto, el sentimiento libertador es sumamente poderoso!

Hoy te invito a hacer una profunda reflexión sobre tu vida en este momento y reconocer a quien o quienes debes perdonar o pedir perdón para poder cerrar capítulos y comenzar tu proceso de sanación interna que te ayudará a moverte adelante.

A las personas que yo he perdonado los libere a ellos de la carga de mi rencor y me liberé a mi también. Desde entonces pensar en esos eventos ya no me duele, mi corazón está sanado y no siento ningún tipo de atadura dolorosa contra ninguno de ellos. En otros casos nuestra relación ha mejorado mucho y eso para mí es muy importante.

Habían personas en mi pasado a quienes antes les deseaba mal, les tenía mucha rabia y rencor pero al transformar mis sentimientos. Solté esa amargura que también me ataba a ellos, ahora sé que cada uno de nosotros es responsable de nuestro propio Karma.

Hace un tiempo no tan distante,  yo tuve que pedir perdón y aunque al principio yo sentía que no tenía nada de qué disculparme (El ego y el orgullo en plena acción) y quería mantenerme firme en mi postura, me di cuenta de que si no lo hacía estaría perpetuando un sentimiento negativo que nos afectaba a todos.

Así que me vestí de valentía y hable con la persona, le pedí disculpas por lo sucedido y le pedí que intentáramos reiniciar la relación nuevamente. Desde entonces hemos vuelto a compartir y todos nos hemos beneficio de esto.

No permitas que tu ego y tu orgullo te impida hacer lo que es correcto. Escucha siempre la voz de tu esencia, que es tu alma y la que siempre te dice la verdad. Si reconoces que debes pedir perdón, hazlo. Si en cambio debes perdonar a otros, hazlo también.

Una cosa bien importante, el proceso del perdón puede ser uno en donde solo tú estés involucrado. No tienes que hablar con las personas a las que deseas perdonar a menos que así tú lo desees. Ciertamente la energía del proceso donde ambas partes están presentes se multiplica grandemente y puede resultar en una experiencia profundamente impactante para la vida de ambos, pero si no se da, igualmente puedes ejercer el perdón desde tu corazón que es donde verdaderamente importa.

Hoy te invito a perdonar o pedir perdón.  Libérate y libera a otros. 

SHARE YOU COMMENT - COMPARTE TU COMENTARIO
Tags:

Leave a Reply